Entrevista/PENSIONES EN CRISIS

“Es mejor que decida la señora Merkel y no Rajoy”

Joan Gil Trasfí (Barcelona, 1966) habla sobre la congelación de las pensiones. El sistema actual se ha vuelto insostenible. Y achaca la crisis española no sólo a motivos financieros, sino a un componente cultural: el endeudamiento de la gente y la ineficacia de muchas decisiones políticas.

Por: Sara Kapkin

Joan Gil Trasfí,Melisa,14/12/2012

Joan Gil Trasfí,Melisa,14/12/2012

Aunque hasta ahora parecían intocables, el gobierno ha anunciado una congelación de las pensiones que disminuirá el poder adquisitivo de los jubilados. Gil es Doctor en Ciencias Económicas por la Universitat de Barcelona, profesor de Teoria Económica y un experto en temas de Seguridad Social. Explica el actual sistema de pensiones y el porqué de las decisiones que está tomando el gobierno.

¿Se ha vuelto una estrategia política hablar de las pensiones?

Si las pensiones se congelan es porque hay un problema económico importante, más que por un juego político. El año pasado se congelaron las pensiones, fue una decisión política causada por unas circunstancias económicas determinantes.

¿Hay alguna manera de sacar el dinero de otro lado y no tocar las pensiones?

El sistema contributivo depende de sus propios ingresos. Durante mucho tiempo ha tenido excedentes y con ellos se creó un fondo de reserva. Ahora, si las cotizaciones no son suficientes, hay debate sobre si intentar financiar con otros impuestos. Pero este gobierno ha preferido utilizar el fondo de reserva.

¿A cuánto equivale y para qué se usa este fondo de reserva?

El fondo de reserva en este momento equivale al 6% del PIB. Se está invirtiendo en comprar deuda pública española y de otros países como Alemania, Holanda.

¿Entonces el gobierno se está gastando los ahorros?

El sistema contributivo actual está en déficit y se está cubriendo con ese dinero, sí. Paralelamente el sistema de pensiones tiene el problema de que los gastos son mayores que los ingresos.

¿El desempleo es lo que perjudica las pensiones?

Claramente. Antes de empezar la crisis había casi 19 millones de trabajadores y ahora hay casi 3 millones menos. Esto es un volumen muy cuantioso de contribuciones al sistema que deja de ingresarse. El fondo de reserva es mucho pero no tanto, no daría para pagar 12 meses de pensiones.

Además de los recortes, se cambia la edad de jubilación…

Hay que reducir el gasto. Para ello hay varias medidas y una de ellas es aumentar la edad de jubilación, como han hecho muchos otros países. La gente cotizará más y recibirá menos años de pensión. Pero esto es justo. El promedio de vida ha aumentado y así el sistema es más sostenible.

Pero se dan casos de pensiones con las que prácticamente no se puede vivir.

En este país las pensiones son bajas no por culpa del sistema. Lo son porque se cotiza pocos años, o se trabaja muchos años pero no se cotiza. El sistema no penaliza a los pobres. Para eso están las pensiones que se financian con los impuestos generales. Éstas tienen que ir aumentando para que garanticen un nivel de vida aceptable, pero no demasiado para evitar que la gente recurra a ellas sin necesidad. En los países latinos la gente es muy lista.

¿Entonces hay una problemática cultural también?

Por supuesto, es un tema cultural muy fuerte.

¿Está en peligro el estado de bienestar?

Está comprometido. Se mantendrá, pero está sometido a riesgos importantes. Será bastante diferente del actual. Las prestaciones no serán las mismas, cada vez hay más gente que se escapa de la tributación y el estado no podrá seguir siendo igual de generoso.

En 2009 el presupuesto para sanidad era de 63.000 millones de euros y lo que dejó de ingresar Hacienda por fraude se calcula en 70.000 millones de euros…

Esto es muy importante. La cifra de la economía sumergida es muy grande. La crisis ha hecho que más parte de la economía se vaya a economías sumergidas.

En esta sección:

¿Hay cómo controlarlo?

Requiere medidas de concienciación muy fuertes. Que la gente lo vea como algo que nos perjudica a todos. Es necesario un cambio de mentalidad y no sé si la crisis se está dando.

Quizá se podrían aumentar los impuestos a las grandes fortunas…

No sé si un impuesto a las grandes fortunas recaudaría tanto. No lo tengo estudiado. Pero no nos podemos quedar con el mensaje populista de subir los impuestos a los ricos. A la gente no se le puede engañar.

¿Qué opina de las recientes manifestaciones de los pensionistas?

Que la gente muestre su desconformidad con el gobierno está bien, aunque la probabilidad de que cambien las políticas es muy pequeña. El gobierno español es rehén. Las decisiones importantes las toma Alemania porque le afecta el problema de la deuda. Esto es muy fuerte pero es así. Y casi es mejor que decida la señora Merkel y no Rajoy.

¿Por?

La señora Merkel no ha decidido invertir en obras que no tienen ningún sentido. Son los políticos españoles los que han decidido grandes gastos que no han sido rentables.

Pero los pensionistas alegan que no tienen por qué pagar una crisis que no han causado.

La crisis es muy compleja y las culpas están muy repartidas. El sistema financiero tiene una parte de culpa evidentemente, pero hay también una responsabilidad del conjunto del país. La gente se ha endeudado mucho. Es cierto que había demasiadas facilidades para acceder al crédito, pero nadie les obligaba a hacerlo. Se podía decir que no.

Anuncios

Un pensamiento en ““Es mejor que decida la señora Merkel y no Rajoy”

  1. Pingback: El fin del Estado del bienestar | EL MUNDET

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s